Hacia un Nuevo Paradigma: LA HORA DE AMÉRICA LATINA

Actualizado: 5 de may de 2020


Ramón Bernardo Herrera Coord. Cátedra Abierta "Arturo Jauretche"


I



La pandemia que azota al planeta exhibe al desnudo las miserias del Modelo Globalizador. Cuando el Liberalismo llegaba a su fin, retomó fuerzas, allá por los años 80, continuando bajo la denominación de Neoliberalismo. La implosión de la URSS, la caída del Muro de Berlín en 1989, el Consenso de Washington y la Teoría de Francis Fukuyama con su "Fin de la Historia", daba pié para la consolidación definitiva del Capitalismo, anunciando un nuevo Mapa político mundial e ingresando en una nueva época. Para sus panegíricos -como decía Alberto Guerberof en "Cambio de Mano"- ..."Era la hora de la mundialización, que extenderá los beneficios del mercado y de la democracia en todo el orbe". Pensaron que solo con el avance de la Tecnología y la Informática lograrían su objetivo. Sin embargo la Economía de Mercado solo contribuyó a cimentar la prosperidad de las metrópolis capitalistas, subsumiendo en la miseria a los países periféricos, produciendo el empobrecimiento de los sectores populares, una inflación galopante y la consecuente desindustrialización.

El virus que golpea al mundo, demostró que la prédica de los teóricos del Neoliberalismo, que abogaban por la desaparición de los Estados Nacionales en un mundo global, constituye una verdadera falacia. Son los Estados Nacionales - y Argentina es un ejemplo para los países desarrollados- los que adoptaron las medidas más eficientes al determinar a tiempo la cuarentena obligatoria para la seguridad de sus habitantes. Los propios países desarrollados comprobaron que para combatir esta calamidad, tenían que recurrir al Estado para la protección de la salud y de la economía de sus ciudadanos. Todo esto ante la falta de solidaridad de los sectores del privilegio económico.

Aún antes de la proliferación de la pandemia, el orden oligárquico financiero internacional advertía su crisis, y para salvarse de ella, acudió a promocionar y exportar un "progresismo cultural", reemplazante de las fórmulas eurocéntricas históricas con las que el clásico Imperialismo había logrado la Colonización Cultural y Pedagógica de los pueblos de la periferia. Y con el objetivo de debilitar las Identidades nacionales para acentuar su dominación, impulsaron instrumentos como la Identidad de Género (lo cual no significa pronunciarse contra la legitimidad de los derechos de la mujer) y el Lenguaje Inclusivo. De nada les sirvió, pues se afianzaron los estados Nacionales.

Ante el fracaso total de este Orden Financiero Internacional y su correlato Cultural, cabe preguntarse ¿Cuál es el escenario posible que se avecina en su remplazo?

Y la respuesta es: HA LLEGADO LA HORA DE AMÉRICA LATINA

II

El Presidente de la Nación Argentina, Alberto Fernández, acaba de pronunciarse afirmando la necesidad de un Nuevo Orden Mundial. Es una opinión coincidente con la del Papa Francisco que desde hace un tiempo condena al Capitalismo salvaje y aboga por un nuevo Humanismo, que permita una más justa distribución de la riqueza. ¿Y cómo no hacerlo? ¿Acaso la pandemia no es sino la comprobación de un Sistema que ha condenado hasta a los mismo habitantes de los países desarrollados?

Sin vergüenza alguna, los representantes de este Modelo cruel e inhumano llegaron a decir como la Señora Lagarde, Directora del FMI, que "los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global". Por eso en plena pandemia en Italia se quitó a los ancianos los respiradores artificiales, dejándolos morir porque son materia de descarte. Ni que decir de los países semi coloniales que aún antes de la proliferación de este virus, sus habitantes estaban condenados a la pobreza y a la miseria: son los millones de árabes, de africanos, de latinoamericanos, de inmigrantes, de los pueblos oprimidos. ¡Estos son los valores del Neoliberalismo financiero y de la economía de mercado! Y cabe preguntarse, ¿cómo dejar este mundo cruel e ir a un nuevo Orden de mejor justicia? Y la respuesta es: Desde aquí. Desde América Latina, que desde hace tiempo inició una batalla cultural a la par de la insurgencia guerrera de la Independencia.

Con San Martín que exhortaba a "las provincias a constituir la Gran Nación Sudamericana". Con Bolívar que "reclamaba la constitución de los Estados Unidos del Sur contra los Estados Unidos del Norte". Con Manuel Ugarte que quería una "América Latina" para los Latinoamericanos". Con Jauretche "que quería mirar el mundo "desde nosotros, por nosotros y para nosotros". Con Jorge Abelardo Ramos que en su obra "Historia de la Gran Nación Latinoamericana", expresaba que "América Latina no se encuentra dividida porque es "subdesarrollada" sino que es "subdesarrollada" porque está dividida". Con Methol Ferré que hablaba de la "Unidad Sudamericana". Con Perón que propiciaba el "Estado Continental". Con el Papa Francisco, que cuando Bergoglio, decía "La Iglesia Latinoamericana tiene que tomar conciencia del momento histórico que América Latina está viviendo"

La experiencia histórica narrada por el uruguayo Eduardo Galeano en las "Venas Abiertas de América Latina", nos lo demuestran cuán difícil fue la empresa. Costaba mucho pensar con cabeza propia. Había que "recuperar el alma que nos fué arrebatada y envenenada por el Colonialismo" en el decir del boliviano Andrés Soliz Rada (El Libro del Pensamiento Endógeno). Y así partimos haciendo camino al andar. Con la enseñanza del maestro de Bolivar, Simón Rodriguez cuando afirmaba: "¿Dónde iremos a buscar modelos? La América es original. Y originales han de ser sus instituciones y los medios de fundar..."

¡O INVENTAMOS O ERRAMOS!

III

En la inquietud de reflexionar sobre la necesidad de construir un Mundo para todos con mayor y mejor justicia, nuestro Continente se convierte en un faro que lo alumbra. En tal sentido, ya en algún momento, el uruguayo Methol Ferré remarcaba en "Conciencia histórica e integración": "Para un nuevo mañana es necesario partir de nuestras propias raíces que posibiliten un Mundo integrador". En esa dirección, en nuestro país y en América Latina toda, el pensamiento de Perón caló hondo. Porque fue una síntesis a partir de la experiencia histórica de nuestro país y de América Latina.

Su visión lo llevó a sintetizar un Proyecto Alternativo, tanto en el Plano Geopolítico, como en el aspecto Filosófico. En el aspecto Geopolítico, cuando concluida la 2a. Guerra Mundial, y ante el reparto de las Colonias por las potencias vencedoras, Perón lanzó su 3era Posición: " Ni yankees ni marxistas, ¡Peronistas!" Su 3a. Posición la fué profundizando con su actitud ante los Pueblos No Alineados y del 3er.Mundo, y con el desarrollo del Continentalismo Latinoamericano como paso previo al Universalismo, en su "Modelo Argentino para el Proyecto Nacional".

En este instrumento afirma: "La sociedad mundial se orienta hacia un Universalismo que, en nuestro futuro relativamente cercano, no puede conducir hacia formas integradas en el orden político tanto como en el económico y social... Estamos en la aurora de un nuevo renacimiento".

Admitía el Líder Argentino y Latinoamericano el Continentalismo como una cuestión previa. Al respecto decía: "La Etapa del Continentalismo constituye una transición necesaria. Los países han de unirse progresivamente sobre la base de la vecindad y sin pequeños imperialismos. Esta es la concepción general, con respecto a los continentes y, especialmente, la concepción de Argentina para Latinoamérica... Debemos actuar unidos para estructurar a Latinoamérica dentro del concepto de Comunidad Organizada". Y remataba el estadista argentino "Los intereses de aproximación internacional han surgido, generalmente, a partir de problemas concretos y sin una visión Universalista. En ese sentido no se respondieron a las auténticas necesidades de los pueblos, sino a los intereses particulares de los grandes grupos de poder. Es preciso ahora revertir el proceso, labrando a la luz de la voluntad de los pueblos los procesos que habrán de contribuir a la futura Comunidad Mundial. El mencionado Methol Ferré en su libro "Perón y la Alianza Argentino-Brasileña" destaca "con Perón surgió una nueva argentina y a la vez, un liderazgo regional latinoamericano", enfatiza el relevante rol del Conductor argentino en la Integración de América.

En el Plano filosófico, adquiere vigencia la Concepción Humanista de Perón a través de la Comunidad Organizada. Un joven y talentoso filósofo de la Universidad de Rosario, Roy Williams, nos ilustra en sus obras "Fenomenología del Peronismo" y en su introducción a la "Comunidad Organizada" expresando que: "En Perón hay una tentativa de rehabilitación del ideario Humanista... de llegar a la humanidad accediendo a formas comunitarias superiores,..planteando como clave de un porvenir la evolución de un Yo en Nosotros, la integración superadora del individuo plenamente constituido en el orden comunitario: Un nosotros perfectible por el Yo, el cual podría sentar las premisas de una nueva etapa de la evolución humana". En este enfoque del humanismo peronista, el autor estima "El Individuo se concibe en plenitud en tanto y en cuanto se proyecta en co-habitación el desenvolvimiento histórico de los pueblos. Una comunidad entendida como coexistencia de las Libertades de los seres singulares, que se reconocen plenamente en el ámbito del bien general...una noción del individuo que se encuentra en condiciones de realizarse siempre en tensión permanente con los "otros" pero, siempre en disposición a la concordancia y abriendo el camino a la co-existencia...No puede haber horizonte colectivo sin fomento de las potencialidades individuales pero, al mismo tiempo no es posible una individualidad plena y auto-consciente sin su fusión tensional con el devenir del conjunto. Esta cita in-extenso de la obra de Roy Williams permite tener presente los valores e incorporar en el Humanismo Universal de un Nuevo Paradigma.

En consonancia con esta visión, el pensamiento del Papa Francisco es fundamental en la concepción de un Nuevo Orden. Es sabido que su mocedad que el Papa incursionó en el peronismo antes de tomar los hábitos. Es decir, su pensamiento actual reconoce esas raíces. Pero además la influencia de Methol Ferré se hizo sentir en sus dialogos habituales con el Arzobispo de Buenos Aires, el Cardenal Bergoglio, como lo cuenta Eduardo Accastello en su introducción al libro mencionado de Methol. En la Obra "El Papa y el Filósofo" el agudo pensador Uruguayo dice la Iglesia Latinoamericana "Aún más que cualquier otro sujeto puede tomar conciencia del momento histórico que América Latina está viviendo". Bergoglio hizo suya esa bandera y hoy lo lleva al Universo.

El Papa siendo Bergoglio recibió así mismo la influencia de la filósofa Amelia Podetti. En un excelente artículo de Mássimo Borguessi titulado "La mujer que inspiró a Bergoglio" el autor narra como Bergoglio tomó de ella la intuición de las periferias, no considerando a esta dentro de la Teoría de la Dependencia, sino cambiando la perspectiva como una cuestión marginal. Para Podetti "La aparición de América en la Historia cambia radicalmente no solo el escenario sino el sentido de la marcha del hombre sobre el planeta...El "nuevo Mundo", es en realidad, el descubrimiento del Mundo en su totalidad... América comienza de modo efectivo la Historia Universal" (Amelia Podetti, "La Irrupción de América en la Historia"). También afirma el autor de la nota la orientación de Podetti en el problema de la justicia, como visión cristiana, y concluye que Bergoglio asume esta influencia como un mundo visto de América del Sur que se convierte en el Mundo visto desde la Periferia". En consecuencia y como conclusión no por casualidad el Papa Francisco condena al Capitalismo Salvaje, a la Deuda Externa Ilegítima que condena a la miseria a los pueblos periféricos y levanta como reivindicación de los oprimidos las banderas de Tierra, Techo y Trabajo como una nueva concepción del Humanismo Universal.

Como dijo Methol Ferré se asoma UN NUEVO MAÑANA

126 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

© 2017 Cátedra libre Juan Domingo Perón.

Universidad Nacional de Rosario

Edición: Néstor A. Bauducco

  • Grey Facebook Icon
  • Grey YouTube Icon

Seguinos